to top

Desaprender debe morir, es momento de Aprender.

Escuela antigua con pupitres de madera

Vivimos en una época de crisis, cambios y necesidad de valores. Y en ese momento, a algún iluminado se le ocurrió usar el término Desaprender para “motivar” un cambio hacia un modo de hacer diferente, o distinto. Y como se ha puesto muy de moda ese término, me gustaría aclarar porqué el “Desaprender” debería morir de nuestro vocabulario, y más aun del vocabulario de la publicidad, ya que induce a errores importantes. Lo que debemos hacer en estos momentos es: Aprender.

El Analfabeto Digital

Monkey over the rocks

El otro día en una charla sobre la productividad de este país surgió en la conversación una variable de la que se habla bastante poco. El Analfabetismo. A nadie se le ocurriría en el sistema empresarial actual contratar a alguien que no supiera coger un lápiz y escribir. Con mejor o menor caligrafía, o con mejor o menor estilo literario. Pero es un imprescindible saber leer y escribir para poder llegar a ciertos puestos de trabajo. Aceptando esta premisa la conversación derivó en una pregunta bastante lógica: ¿Se puede dirigir una empresa si no se tiene ningún conocimiento de Internet? A este tipo de individuos se les llama: “El Analfabeto Digital”.

Muerte al TeleFAX

maquina de escribir y telefax en el suelo de la calle

Según la Wikipedia, un inventor escocés llamado Alexander Bain recibió la patente del FAX en 1843. Se introdujo el primer servicio comercial de fax en 1865. Y tras la clase de história, hay que decir que actualmente en pleno siglo XXI, el FAX sigue siendo un imprescindible para muchas empresas, y entidades públicas. Tras esto hay que hacer la reflexión sobre el hecho de que en el año 2012, el año de los smartphones, las tablets, los coches eléctricos, y la comida deshidratada, aún exista un exceso de “necesidad” sobre una tecnología que tiene 169 años. Con esto solo me queda desear la Muerte al FAX.